ESE MARAVILLOSO MUNDILLO LLAMADO HEAVY

ESE MARAVILLOSO MUNDILLO LLAMADO HEAVY

ESE MARAVILLOSO MUNDILLO LLAMADO HEAVY

El Heavy y todas sus ramificaciones (Hard,Rock,Power Metal,Death Metal,Black Metal,Grunge...)
Criticas,comentarios y demas

lunes, 27 de junio de 2011

Azkena Rock Festival 2011

El pasado fin de semana se celebró una nueva edición del popular Azkena Rock Festival, de Vitoria-Gasteiz, la décima edición concretamente. Como hemos podido comprobar una vez más quienes alguna vez nos hemos dejado caer por allí, la organización fue perfecta, no faltó la cerveza, no faltó la comida, las colas para conseguirlas eran las justas y necesarias para un evento de esa magnitud, sin esperas eternas para pillar una birra, como sí ocurre en otros festivales. Vamos a comentar las actuaciones de las bandas más duras, las que más encajan con la temática de éste blog, las actuaciones del jueves (el día mas Hard-Rockero), y las del sábado (el viernes no asistimos).

BLACK COUNTRY COMMUNION: A media tarde del jueves tomaron el escenario ésta magnífica “nueva” banda comandada por el ex-Deep Purple, el gran Glenn Hughes al bajo y voz (y que voz, señores), el virtuoso Joe Bonamassa a la guitarra, Jason Bonham, hijo del mítico John Bonham de Led Zeppelin a la batería, y Derek Sherinian a los teclados. La actuación fue de nota, la voz de Glenn Hughes es de otro planeta, llegaba a unos agudos imposibles que se oían con nitidez cantando….. a medio metro del micrófono!!!, Bonamassa dando caña con la guitarra y demostrando el por qué se le considera uno de los mejores guitarristas en la actualidad, dejando de lado su faceta blues y entrando de lleno en el Hard Rock, y Jason golpeando los tambores como solo puede hacerlo alguien con ese apellido. Tocaron una cuidada selección de canciones de sus dos discos, y una magnífica versión del “Burn” de Deep Purple, dejando a la audiencia más que satisfecha.

THE CULT: Tenía mis dudas, ya que The Cult no se han caracterizado especialmente por sus grandes actuaciones en directo, de hecho durante una temporada allá por los años noventa, recuerdo que eran considerados como una mala banda en directo. Pero el otro día, no sé si contagiados por el ambiente festivo de la tarde, nos ofrecieron la que para mí fue una de las mejores actuaciones del festival. Con garra, con un gran sonido, con un repertorio ganador (tocaron todos sus éxitos), e incluso con sentido del humor, se notaba que se lo estaban pasando en grande. Una actuación de nota.

ROB ZOMBIE: Que queréis que os diga. Su música no es precisamente mi rollo, pero hay que reconocer que la que montaron en escena fue de órdago. Todo muy de película de serie B, con dos grandes imágenes a ambos lados del escenario, una de Frankenstein, otra del Hombre Lobo, y un gran telón trasero con la imagen de King Kong, el micrófono con un esqueleto incorporado, trastos de pelis de terror por todas partes, maquillaje, vestuario, plataformas elevadas, una banda que tocaba como si la vida les fuera en ello, una iluminación tétrica y espectacular a la vez…. y la música que todos conocemos de éste hombre, una selección de temas propios combinada con varias canciones de su antigua banda, White Zombie. El show fue impresionante, dejando a la gente preparada y ansiosa por ver al mito, Ozzy.

OZZY OSBOURNE: Se nos presentaba con la reciente y prometedora noticia en prensa de que traía dos trailers para transportar el montaje escénico. Total que comienza el concierto y de montaje escénico nada de nada, una tarima para la batería, y las luces del festival. Punto. Primera decepción. Resultado: Ozzy 1 Audiencia 0. Las primeras canciones suenan muy bien, y la voz parece en forma. Kostas Karamitroudis a la guitarra clavaba los solos de Randy Rhoads y Jake E. Lee. ¿Y quien es éste se preguntará usted? Pues el conocido como Gus G. en el mundillo metalero, un guitarrista técnicamente perfecto, pero sin sustancia, copia los solos de las canciones al milímetro y sin ningún tipo de inventiva e identidad propia, y si a ello le sumamos que está más pendiente de hacer posturitas delante del ventilador para mover al viento su melena, pues apaga y vámonos. Asimismo tenemos a un bajista empeñado en tocar de espaldas al público, y un batería, Tommy Clufetos (Ted Nugent, Alice Cooper, Rob Zombie) éste sí, con más tablas y el culo pelado de tocar en directo. Fue a partir de tocar Mr. Crowley cuando todo hizo catacrack!!!! Comenzó a deambular como alma en pena por el escenario, no llegaba a las notas, ni las altas ni las bajas, en la puta vida he escuchado más gallos juntos que en canciones como “Bark At The Moon” y “Shot In The Dark”, con “Crazy Train” muy cerca del ranking, y abundantes también los hubo en la peor versión de “Iron Man” que he oído en mi vida. El sopor llegó cuando se marcaron un instrumental de Black Sabbath de unos 12 minutos con solos de guitarra y batería, un peñazo en toda regla, y cuando el Madman volvió a escena fue evidente que el descanso no le había servido para nada. Resultado: Ozzy 2 Audiencia 0. La verdad es que el hombre daba lástima, era lamentable ver como se hundía en escena, como deambulaba encorvado, con los brazos colgando, intentando sin conseguirlo animar a la audiencia. Finalmente y tras una hora y cinco minutos (contando el bis y el tema instrumental), dijo adiós muy buenas y se marchó cojeando ostensiblemente y ayudado por el bajista y el batería, uno a cada lado. Una hora y cinco minutos de sufrimiento, debido a que ya no puede mantener el nivel necesario para actuar en directo dignamente. Resultado: Ozzy 3 Audiencia 0. No sé si fue una mala noche (y que puta suerte que nos tocó a nosotros), o si es la tónica habitual de la gira, pero éste hombre debería replantearse muchas cosas.

THIN LIZZY: El sábado tocaron Thin Lizzy en sustitución del soporífero Danzig. Lo malo que su actuación estaba programada a las 2,45 de la madrugada. Como no habían probado sonido, empezaron como media hora más tarde, eso sí, con el sonido más potente del festival. Han pasado de ser un homenaje a Phil Lynott a convertirse en una banda en toda regla. En el Azkena se presentaron con Marco Mendoza al bajo, Ricky Warwick de The Almighty a las voces y guitarra, Richard Fortus a la guitarra, y los tres miembros veteranos que aún siguen en la banda, consiguiendo un buen apoyo del público, a pesar del horario. Tocaron todos sus grandes éxitos dejando un gran sabor de boca para cerrar el festival.

La anécdota cachonda la puso el jovencito seguidor de éste blog Iván. Resulta que había un stand donde se exponían y vendían varias guitarras y amplificadores artesanales, y la gente podía probarlas si querían. Pues bien, nuestro Guitar-Hero particular se puso a la cola. Estaba tocando un joven de unos 25 años, y allí que se sentó Ivan frente a él. Comenzaron a improvisar un blues, y el puñetero crío comenzó a tocar más, y más rápido, y no paraba, dejando con la boca abierta a su compañero guitarrista, a los vendedores, a un servidor, y al público que se iba amontonando alrededor del Stand. Durante unos segundos pareció como si el espíritu de Clapton se hubiera apoderado de él, yo no le había visto nada igual, y eso que lo veo tocar todos los días, pero nunca blues. Tocó también con Potis, cantante y guitarra de la banda Super 46 de Vitoria. En total un cuarto de hora allá sentado. Vítores, aplausos, fotos…. Fijáos si tiene morro el crío que incluso llegó a conocer al célebre locutor radiofónico El Pirata. Ahí tenéis la foto.





4 comentarios:

  1. Joder, me han hablado muy bien del show de The Cult, y sobre todo del de Ozzy, parece que por un momento dejó de ser un poco payasete para dar un concierto de puta madre. Curioso lo del niño que has contado, tendremos al nuevo Hendrix dentro de poco jaja.

    Salud!

    ResponderEliminar
  2. Por suerte no fui, ya que aparte de tu crónica otra gente me ha dicho exactamente lo mismo que comentas: El fracaso de un tío que fue tan grande, que ahora malvive en escena solamente gracias a su nombre. The Cult no me molan, y Rob Zombie me la suda. Así que eso que me ahorré quedandome en casa. Oye Koli, el niño ese del que hablas, ¿seguro que es el de la foro? porque si es así, es igualito a un chavalín que ví tocar una mañana en fiestas de la Txantrea junto con otra cuadrilla de enanos. Y es que me llamó la atención cuando pasé por allí camino de los calderetes de fiestas, porque eran unos putos críos. Saludos troncos!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco asisti (la cronica es del amigo Fer), la verdad es que el Azkena no me llama mucho la atencion, eso de mezclar una variedad de grupos tan variopinta tipo Rock'in Rio no me va, respecto a Ivan, una muesca mas en su revolver...Que tiemble Steve Vai!!!!

    ResponderEliminar
  4. True Deather: Efectiviwonder, el grupo que tocaba en la Tan camino de los calderetes eran Iván y sus amigos.
    Respecto al Azkena, si solamente tenías pensado ir para ver a Ozzy hiciste bien quedándote en casa. Yo llegué a ver a gente indignadísima que habían venido a ver al Sr. Osbourne desde Sevilla!!!! ya que era la única fecha en suelo español. A mí me hacen eso, e inundo la Web de Ozzy exigiendo que me devuelvan la pasta por timador (yo no me puedo quejar, me regalaron el bono). No iba a conseguir nada, pero por lo menos quien entre iba a saber la verdad de lo que va a ver.
    O quizás sea que soy demasiado exigente, ya ves, ahí tienes al amigo Alex Noiser al cual le contaron que Ozzy había estado de puta madre????? No sé si quien le dijo eso iba colocao o en realidad estaba viendo el DVD de Bark At The Moon....
    Koli, por la verruga de Lemmy!!! no compares el Azkena con el Rock In Río, no jodas, aquí no encontrarás jamás al Canto del Loco, Alejandro Sanz, la puta Shakira, o la mierda esa de Lady Gaga compartiendo cartel con Motorhead. Ni a borregos fans de Hanna Montanna o Justin Bieber (o como se escriba) Además ¿cómo se puede llamar Rock In Rio, si no es Rock ni se celebra en Río? Misterios de la ciencia... Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...